Sede Yucatán

Laboratorio Nacional de Geointeligencia

Conoce las nuevas instalaciones del Centrogeo Yucatán

Chido o gacho, el Autómata geointeligente en Internet (AGEI) y el Análisis de múltiples medios de comunicación son algunos de los proyectos que conforman el abanico de investigaciones del Centro de Investigación en Ciencias de Información Geoespacial (Centrogeo), unidad Yucatán, que a inicios del presente año inauguró oficialmente sus nuevas instalaciones en el Parque Científico Tecnológico de Yucatán (PCTY).

Dedicado a la investigación científica, el desarrollo tecnológico y la innovación desde el enfoque de las ciencias de información geoespacial, el Centrogeo llegó a Yucatán en 2016 con únicamente dos investigadores: el doctor Oscar Sánchez Siordia y el ingeniero Mario Chirinos Colunga.

A la fecha, cuenta con una plantilla de 12 investigadores —10 doctores, entre los que seis forman parte del Sistema Nacional de Investigadores (SNI)—, seis programadores, un asistente administrativo y un asistente técnico. En conjunto, desarrollan tres líneas de investigación principales: percepción remota (conformada actualmente por las sublíneas de análisis de imágenes satelitales y reconstrucción de puntos 3D; sistemas socioecológicos, y geointeligencia computacional.

“Lo importante de Centrogeo es la receta que se forma aquí, la fortaleza de los proyectos que desarrollamos está en que podemos ser multidisciplinarios y aprovechar el conocimiento de todos, en conjunto con las líneas de investigación que se tienen en la Ciudad de México y en Aguascalientes (movilidad y logística, planeación espacial, geopolítica y territorio, entre otros). Eso es lo que hace grande al Centrogeo”, destacó Oscar Sánchez Siordia, coordinador de la unidad Yucatán en entrevista para la Agencia Informativa Conacyt.

Centrogeo se conforma como un centro público de investigación integrado al sistema Conacyt, pero la especialización de sus investigaciones ha llevado a la institución a conformarse también como el Laboratorio Nacional de Geointeligencia, que permite ofertar productos y servicios al sector industrial.

Paralelamente, constituye el consorcio Intellinova en conjunto con el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), el Centro de Investigación en Matemáticas (Cimat) y el Centro de Investigación e Innovación en Tecnologías de la Información y Comunicación (Infotec), con los que desarrolla gran parte de sus proyectos.

1-invecow2918.jpg

Un espacio para el trabajo en equipo

Situado en la segunda planta de la Biblioteca del PCTY, las instalaciones del Centrogeo en Yucatán inician con un espacio de coworking para investigadores y alumnos en el que se dispone de mesas, sillas y una pantalla retroproyectada que puede ser utilizada en seminarios y presentaciones informales.

3-coworking.jpg

El centro abrirá sus puertas a estudiantes de posgrado a partir del próximo año. La convocatoria estará disponible en el sitio merida.geoint.mx/posgrado

4-juntas2918.jpg

En la sala de juntas se realizan reuniones de colaboración interinstitucional, para lo que se cuenta con equipo tecnológico de punta con el propósito de estar interconectados con diversos centros públicos de investigación, no solo a través de voz y video, sino también mediante el uso de pantallas interactivas.

5-sitedatos2918.jpg

El site de datos y comunicaciones alberga los sistemas de almacenamiento de servicios y procesamiento de la unidad, conectados mediante fibra óptica a través de todo el edificio para proveer Internet de alta velocidad y permitir el uso de máquinas virtuales para procesamiento avanzado de datos.

6-oficina2918.jpg

La institución cuenta con oficinas de primer nivel que fueron inauguradas durante el mes de marzo del presente año con la visita del gobernador del estado de Yucatán, Rolando Zapata Bello; el secretario de Investigación, Innovación y Educación Superior, Raúl Godoy Montañez; el director adjunto de Desarrollo Regional del Conacyt, Federico Graef Ziehl; y el director general del Centrogeo, José I. Chapela Castañares, entre otros actores de gran relevancia para el desarrollo del estado. En estas oficinas trabajan investigadores del Centrogeo, el consorcio Intellinova y el Laboratorio Nacional de Geointeligencia.

Chido o gacho

Uno de los proyectos que se desarrollan aquí es Chido o gacho, una plataforma de participación ciudadana dirigida a adolescentes y enfocada en la prevención, denuncia y expresión, que permite la generación de mapas de riesgo a partir de la medición del bienestar subjetivo de los usuarios, quienes se encargan de tomar imágenes desde sus dispositivos móviles y calificarlas positivamente (Chido) o negativamente (Gacho).

“Esto nos permite hacer en tiempo real mapas de riesgo, por ejemplo, en Aguascalientes (termappolis.mx) nos dimos cuenta que los focos rojos estaban donde había grafitis de un tipo (vandálicos), porque los grafitis de otro tipo (artísticos) sí le gustaban a la gente, les parecían chidos, entonces hicimos un algoritmo que es capaz de detectar automáticamente cuando había grafitis de los que no les gustaban”, apuntó Sánchez Siordia.

En la actualidad, trabajan en una aplicación similar para el estado de Yucatán en el marco del programa Escudo Yucatán (thopolis.mx), a través del Centro Estatal de Prevención Social del Delito y Participación Ciudadana de Yucatán (Cepredey), y en otra desarrollada para la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady) para el programa Campus Seguro (campuseguro.org).

8-Plataforma-Thopolis2918.png

7-prtograma2918.jpg

En el área de programación se encuentran los tecnólogos, quienes, de acuerdo con Oscar Sánchez Siordia, se vuelven la espina vertebral de la sede porque “son capaces de convertir lo que hacemos los investigadores en plataformas usables por el usuario final, en sistemas de apoyo para la toma de decisiones, que es lo que nosotros ofertamos como productos y servicios”. 

9-situaciones2918.jpg

La Sala de situaciones se conforma como un showroom que permite mostrar los desarrollos tecnológicos de la unidad, pues al estar basados principalmente en mapas y sistemas de información geográfica, requieren de un sistema avanzado de visualización que pueda explotar las características de dichos sistemas.

En la Sala de situaciones se comparten los proyectos del Centrogeo con usuarios y clientes potenciales, entre los que se encuentra el sector público y privado, así como investigadores que busquen apoyo en los sistemas desarrollados por el centro para realizar su trabajo.

El Autómata geointeligente 

El Autómata geointeligente es uno de los proyectos más sobresalientes del centro —incluso participó en la Hannover Messe 2018, en Alemania— y comprende el diseño, desarrollo, implementación y comercialización de un sistema avanzado de información geográfica mediante la extracción, transmisión, almacenamiento, análisis y visualización de información pública transmitida en Internet.

“Es un sistema que está bajando información en tiempo real de Twitter, tiene un mapa base en tiempo real que arroja información que se analiza y almacena, para aplicarla a diversas investigaciones de seguridad pública, educación, economía, política, etcétera”, apuntó Sánchez Siordia, miembro nivel I del SNI.

El desarrollo de este proyecto ha permitido la apertura de nuevas líneas de investigación en el área de las ciencias computacionales e inteligencia artificial en temas como minería de datos, aprendizaje automático y procesamiento de lenguaje natural.

Algunas de estas líneas, en particular las relacionadas con lenguaje natural, son materia de las investigaciones del doctor Alejandro Molina Villegas, catedrático de la sede, quien desarrolla algoritmos basados en probabilidad con diversas aplicaciones que van desde la extracción automática de conocimiento a partir de colecciones masivas de documentos, hasta la detección de llamadas telefónicas delictivas y otras aplicaciones de reconocimiento de voz.

De igual manera, el doctor Gandhi Samuel Hernández Chan desarrolla en la unidad Yucatán un estudio enfocado en la detección de factores e indicadores de suicidio, violencia intrafamiliar y adicción de drogas a través del análisis de las publicaciones de usuarios de Twitter.

De acuerdo con el investigador, mediante la detección de elementos como las cinco emociones básicas, se busca determinar si una persona es propensa a las problemáticas sociales estudiadas y si una región determinada está siendo más positiva, negativa o neutra que otras en relación a estos.

1-Plataforma-AGEI2918.png

1-proyecgeo2918.jpg

Documento disponible aquí