Sede Yucatán

Laboratorio Nacional de Geointeligencia

El odio contra las mujeres en las redes sociales

Las redes sociales cambiaron nuestra forma de interactuar acercando a las personas y amplificando los mensajes. Actualmente 4 mil millones de personas en el mundo se expresan e intercambian información mediante redes sociales y la mitad de ellas somos mujeres. Nuestra red social preferida es snapchat, seguida por instagram, facebook, linkedin y twitter.

Importantes como son, las redes sociales impactan todos y cada uno de los aspectos de nuestra vida incluyendo la violencia contra las mujeres. Un estudio realizado por el Centro de Investigación Pew en Estados Unidos permitió identificar que mientras que los hombres experimentan ligeramente más casos de acoso en línea como, por ejemplo ,el insulto y la amenaza, las mujeres somos mucho más proclives a recibir acoso de género o con contenido sexual: el 21% de las mujeres entre 18 y 29 años entrevistadas reportó haber sido acosada sexualmente en línea, más del doble que los hombres de la misma edad (9%).

La situación es igual en Europa, donde una de cada 10 mujeres entrevistadas reporta haber recibido acoso sexual en línea a partir de los 15 años incluyendo la recepción de mensajes instantáneos o correos electrónicos no solicitados conteniendo ofensas u ofertas de índole sexual. Igualmente, el 90% de las personas que sufren venganza mediante la publicación de material íntimo son mujeres. El efecto que generan estas acciones también es desproporcionado pues es frecuente que estos mensajes incluyan amenazas de agresión física o sexual por lo que prácticamente la mitad de las mujeres violentadas temen por su seguridad. Identificar si existe una relación directa entre estos dos fenómenos es fundamental para prevenirlos.

Un grupo de investigación conformado por Alejandro Molina, Oscar Siordia, Gandhi Hernández y Rosa Martha Peralta del Centro de Investigación en Ciencias de Información Geoespacial y Perla Fragoso del Centro de investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social realizaron un estudio fundamental que busca entender la relación entre el lenguaje de odio en redes sociales y los delitos violentos contra las mujeres en nuestro país. En México, entre 2007 y 2017, 22 mil 832 mujeres fueron asesinadas en las 32 entidades del país. Solamente en el mes de enero de este año, fueron asesinadas 320 mujeres. Esto significa que cada dos horas ocurre la muerte violenta de una niña o de una mujer. Si esto no es una situación de emergencia nacional, no sé que podría serlo.

La violencia de género, incluyendo su máxima expresión que es el feminicidio, se alimenta de la misoginia que es una visión de la mujer como un ser de valía inferior al hombre. La misoginia describe conductas y discursos de desprecio hacia las mujeres mediante mensajes discriminatorios, denigrantes, de cosificación sexual o de violencia hacia niñas, mujeres y lo femenino en general. La existencia de estos discursos en redes sociales favorece su normalización y su reproducción reforzando una cultura de la misoginia.

El proyecto “Misoginia en pocas palabras; identificación y análisis de violencia escrita contra las mujeres en textos cortos de twitter” permitió descubrir que existen diferencias significativas en la frecuencia de mensajes misóginos entre las diferentes entidades del país siendo la Ciudad de México, el Estado de México, Nuevo León y Jalisco las entidades más agresivas seguidas por Sonora, Sinaloa, Veracruz, Puebla y Guanajuato. Estas entidades son exactamente las mismas donde se concentran los feminicidios con lo que se abre la posibilidad de establecer una relación entre ambos fenómenos y, por lo tanto, también la de que mediante la modulación del mensaje en redes sociales se pueda atenuar la conducta violenta contra las mujeres.

Si eres usuario de redes sociales estimado lector, te invito a que visites el sitio contralamisoginia.geoint.mx y que hagas la prueba de reconocimiento de lenguaje misógino. Esta invitación es también para mis lectoras mujeres porque desafortunadamente el lenguaje misógino está normalizado entre nosotras y debemos identificarlo para erradicarlo. En solidaridad con el movimiento “Un día sin mujeres” no publicaré mi columna del lunes 9 de marzo. Las invito a sumarse al movimiento, por todas esas niñas y mujeres que no tuvieron la oportunidad.

Información adicional de éste y otros temas de interés http://reivindicandoapluton.blogspot.mx

Documento disponible aquí